10 razones para comer legumbres

Nunca nos cansamos de alabar todas las virtudes de las legumbres, ¡lo tienen todo para enamorar! Seguro que tú ya has (re)descubierto todas las ventajas de sumar una buena variedad de legumbres a tu dieta, y también sientes la necesidad de compartir sus bondades con todo el mundo. Nadie se resiste a un buen plato de cuchara pero, ¿sabes exactamente por qué ser tan beneficiosas?

Para dejártelo claro y que ya no vuelvas a tener más dudas, hoy vamos a repasar hasta 10 buenas razones para comer legumbres. Porque verás que no hace falta ninguna excusa para disfrutar de su delicioso sabor incluso cada día, sea cual sea tu estilo de vida.

1. Alta calidad nutricional

Todavía muchos asocian las legumbres a tiempos humildes pero, ¡no son en absoluto una comida pobre! Tal y como afirman desde la Fundación Española de la Nutrición, son uno de los alimentos nutricionalmente más completos. En ellas encontramos prácticamente todos los nutrientes esenciales para una alimentación equilibrada, por eso se dice que poseen una alta calidad nutricional y son una de las bases de la dieta mediterránea.

2. Son muy versátiles en la cocina

Podemos escoger entre tanta variedad de legumbres para tal infinidad de recetas que es imposible aburrirse con ellas. ¿Qué te apetece comer hoy? ¿Un reconfortante plato de cuchara, una ensalada completa o un salteado más ligero? ¿O quizá prefieres hamburguesas para llevar y un brownie de chocolate? ¡Todo eso y mucho más puedes preparar con legumbres! Por eso son perfectas para todo tipo de dietas y necesidades.

3. Ayudan a perder peso de forma sana

Hablando de dietas, no renuncies a tus legumbres favoritas si quieres perder esos kilitos de más. Cocinadas de forma saludable, las legumbres son un buen aliado para adelgazar o mantener el peso ideal, como demostró este estudio de la Universidad de Navarra. Apenas contienen grasa, son muy ricas en fibra y saciantes, ayudando a evitar los picos de hambre.

4. Son un gran sustituto de la carne

La OMS ya nos avisó de que estamos abusando demasiado de la carne en nuestra dieta habitual. Si quieres reducir tu consumo pero sin renunciar a tus platos favoritos, las legumbres son una deliciosa alternativa saludable. Puedes hacer con ellas albóndigas, croquetas y hamburguesas, guisos completísimos e incluso tortillas, patés o el relleno de una musaka.

5. Ideales para vegetarianos y veganos

Si lo que quieres es el dar el salto definitivo y seguir una dieta vegetariana o vegana, las legumbres no pueden faltar en tus menús diarios. Son una gran fuente de proteínas vegetales de gran calidad y sin aportar nada de colesterol. Completando tu dieta con cereales, semillas o pan integral a lo largo del día ya obtendrás todas las proteínas completas necesarias.

6. Aptas para celíacos y diabéticos

Al ser naturalmente libres de gluten, las legumbres son adecuadas para celíacos, incluso pueden usarse molidas en sustitución de la harina de trigo en muchas recetas. También son muy recomendables para prevenir y tratar la diabetes, ya que son ricsen fibra, ayudan a controlar el azúcar en sangre y la presión arterial.

7. Protegen el corazón y ayudan a reducir el colesterol

Todas las legumbres son naturalmente bajas en grasa, y la que sí contienen es de la buena y saludable. Por eso ayudan a proteger el corazón y fortalecer el sistema cardiovascular, contribuyendo a una buena salud de las arterias y ayudándonos a mantener a raya el colesterol.

8. Gran complemento para deportistas

Por su gran riqueza nutricional las legumbres no deberían faltar en la dieta de quien practique algún deporte. Antes de entrenar aportan mucha energía preparando al organismo para el ejercicio, y tomadas después ayudan a reparar y construir los músculos y tejidos, facilitando la recuperación tras el esfuerzo, evitando así las esiones.

9. Ayudan a prevenir enfermedades

Las vitaminas y minerales de las legumbres refuerzan las defensas, ayudando a combatir los agentes externos gracias a su función antioxidante. Diferentes estudios indican que pueden ayudar a prevenir enfermedades como el cáncer, hipertensión, problemas renales y digestivos. ¡Son un verdadero superalimento natural!

10. Mejoran la biodiversidad natural

Tampoco se nos puede olvidar que comiendo legumbres fomentamos el desarrollo de la agricultura sostenible, que mejora la biodiversidad del suelo y favorece a las comunidades más desfavorecidas. Las plantaciones de legumbres protegen el medio ambiente y ayudan a combatir el cambio climático.

Y por supuesto, no podemos dejar de mencionar lo riquísimas que están y lo fácil que es cocinar con ellas si te sabes nuestros trucos para que siempre te queden perfectas. ¿Te parecen suficientes razones para recuperar el buen hábito de comer legumbres? ¡Seguro que tú tienes muchas más!