Garbanzo: la legumbre Mediterránea

Acompañadnos mientras hacemos un repaso por las propiedades y beneficios de esta increíble legumbre.

El garbanzo está buenísimo. Desde Legumbres Luengo estamos encantados con todos los usos que podemos darle. Pero mucha gente no sabe todas las propiedades que tienen los garbanzos ¿Y vosotros?

El garbanzo tiene su origen en la cuenca mediterráneo y es un indispensable en guisos y cocidos. Los garbanzos son una potente fuente de energía y proteína vegetal. Tanto es así que la Fundación Española de Nutrición aconseja su consumo a personas desnutridas o anémicas.

De forma pequeña y redonda y aspecto blanquecino, se debe consumir después de haber sido puesto en remojo. Existen muchas variedades y como decíamos al principio, tiene multitud de usos culinarios. No obstante, en otras zonas como Oriente Medio es común utilizarlos como harinas para rebozados y masas, así como platos como el hummus, un popular paté de garbanzo que ha llegado con mucha fuerza a España.

Además de usar el garbanzo en grano, también podemos encontrar harina de garbanzo con la que elaborar albóndigas, tortilla de patata sin huevo y otras recetas como panes de tipo indio como quiches o pakoras.

El garbanzo, como os contamos está muy presente en la dieta Mediterráneo. Es un alimento estrella en muchos platos de la zona del Mediterráneo, y no es de extrañar que la dieta de esta zona del mundo sea considerada como la mejor para la salud. Este tipo de dieta es muy saludable debido a su gran aporte de ingredientes de origen vegetal como las verduras, frutas, frutos secos y legumbres.

Propiedades de los garbanzos

Los garbanzos tiene una amplia cantidad de elementos que ayudan al sistema inmunitario. Contienen fibra, potasio, vitamina C y vitamina B-6. Todo ello, además, favorece la salud de nuestro corazón. Un consumo moderado de garbanzos reduce la cantidad de colesterol en la sangre. Los médicos recomiendan su consumo (con moderación, claro) disminuyendo así el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Alto contenido en Fibra. Y un dato importante: los garbanzos no contienen gluten. Su contenido en hidratos es bastante alto siendo estos de absorción lenta. Su aporte de fibra es bastante alto, como os decíamos. La aportación de fibra insoluble es alta , pero también aporta mucha fibra soluble. Por eso es bueno para disminuir la presión arterial y la cantidad de triglicéridos.

Alto contenido en lecitina. Los garbanzos tienen más lecitina incluso que la soja. La lecitina es una sustancia utilizada por el organismos para aumentar la capacidad de emulsionar las grasas, por lo que ayuda a perder peso. ¿Y cómo se consigue eso? Aunque no ayuda a eliminar la grasa que tenemos si que tiene un efecto saciante, por lo que comeremos menos. Además, la lecitina ayuda a que se digiera mejor y hace que el cuerpo pueda usarla de forma más eficiente y no la almacene.

Resumiendo: los garbanzos son muy beneficiosos para la salud, por eso se han venido utilizando desde hace muchos años en numerosas dietas, y se considera un elemento fundamental de la dieta mediterránea

Pero, por encima de todo, nos encantan porque… ¡Están buenísimos!


Categorías: Salud